RADIOFRECUENCIA

Aplicaciones de la radiofrecuencia

Lifting sin cirugía
Alisado de arrugas y líneas de expresión
Disminución de los surcos nasogenianos
Reducción de la papada
Reducción de bolsas y ojeras
Cejas más elevadas y párpados más firmes
Rostro fresco y descansado
Adelgazamiento corporal
Celulitis
Tonificación
Remodelación
Estimulación del colágeno
Crioterapia

 

La Radiofrecuencia como tratamiento

La radiofrecuencia (RF) ofrece un método eficaz, no invasivo, para el tersado de la piel. La energía RF hace que el colágeno dérmico se contraiga, estimula la creación de más colágenopiel con aspecto más vibrante y terso natural y mejora el flujo sanguíneo local. Esto producirá progresivamente una .

El tratamiento es muy efectivo cuando se usa alrededor de la cara y la línea de mandíbula. En corporal se utiliza en tratamientos anticelulíticos y de pérdida de peso y grasa. Normalmente se necesitan del orden de 4 sesiones mínimas para unos buenos resultados. Los resultados son progresivos durante y después del tratamiento. Ello conlleva a un cambio gradual y sutil y no a un cambio repentino de la noche a la mañana.

Esta tecnología única puede hacer maravillas en todo tipo de necesidades de la piel, desde arrugas a decoloración, desde sobreexposición al sol o rayos UV, a una piel flácida que ocurre con el procesio natural de envejecimiento o pérdida de peso.

 

El equipo RF

El sistema RF que utilizamos en CUERPO 10, provee de energía de radiofrecuencia controlada, usando mangos bipolares y unipolares para una penetración superficial y profunda del campo RF respectivamente. El mando Unipolar alivia los síntomas de la celulitis por tres mecanismos principales:

1. Estiramiento dérmico de los septos fibrosos o tejido conjuntivo. Este proceso también aumenta la microcirculación, que a su vez inicia una cascada de eventos inflamatorios, incluyendo la proliferación fibrobástica y consiguiendo que nuestro cuerpo genere nuevo colágeno.

2. Mejora de la circulación sanguínea local y el drenaje de depósitos de grasa hacia el sistema linfático.

3. Disolución de ácidos grasos y reducción y eliminación de células grasas por inducción térmica.

Además, el mango Bipolar promueve el calentamiento dérmico local y la subsiguiente contracción del tejido de colágeno y un estiramiento de la piel.

El campo RF más profundo del Unipolar, provoca un estiramiento de la capa fibrosa del tejido, en la interconexión entre la dermis y el tejido subcutáneo, promoviendo así la reducción de los síntomas de la celulitis. Lesiones térmicas controladas pueden provocar la contracción del tejido, seguida de una respuesta inflamatoria acompañada de una migración de fibroblastos a la zona. El resultado es la eliminación de la protuberancia de la grasa subdérmica, causante del abultamiento de la piel. La zona se refuerza con depósitos de tejido conjuntivo adicional, como parte de la reparación del tejido y de la fase curativa.

 

¿Cómo se lleva a cabo la Lipoterapia no quirúrgica?

Usando una combinación de radiofrecuencia Unipolar y Bipolar, la zona a tratar se calienta hasta un rango de temperatura terapéutica. Se dan un número de pases sobre la zona, manteniendo un nivel de temperatura predeterminado y óptimo.

Este proceso inicia la rotura y eliminacion de la grasa no deseada en zonas específicas del cuerpo. Como este no crea células grasas nuevas, la zona estará libre hasta que las pocas células restantes se reproduzcan de nuevo (puede llegar a pasar años).

Las zonas de tratamiento se diseñan para remodelar tu figura. Este tipo de lipoterapia no es un sustituto para la pérdida de peso, sino una manera de cambiar lo que la herencia puede haberte dado con respecto a tu proporción.

 

¿Cómo me veré y qué aspecto tendré después?

Veremos en la mayoría de los casos una reducción visible en la zona tratada. Como casi todos los tratamientos se hacen sobre una base semanal, comprobaremos los cambios sobre la marcha.

Los datos fotográficos apoyan el proceso. No te sentirás incómoda. Puedes tener alguna rojez localizada en la zona, la cual disminuye rápidamente. Podrás volver a trabajar inmediatamente después del tratamiento, sin efectos secundarios.

El procedimiento RF habitual suele durar de 30 a 90 minutos (dependiendo de la zona a tratar). La energía RF se dirige por debajo de la superficie de la piel hacia el colágeno, sin necesidad de cirugía, inyecciones ni incisiones.

Durante los siguiente 6 meses, la piel comenzará a producir más colágeno, rellenando las líneas y grietas en la piel y produciendo un aspecto más vibrante y joven.